Origen de la abogacía

La abogacía es una profesión desarrollada desde hace cientos de años, ¿alguna vez os habéis preguntado cuál es su origen? ¿dónde y cuándo comenzó todo?. Si estáis interesados en este tema, ¡seguid leyendo! porque este post os va a interesar.

Abogar

Es el acto de defensa hacia alguien sin compensación económica. Las civilizaciones antiguas lo practicaban, como podían ser Babilonia, Grecia o Israel, los ciudadanos de entonces abogaban por honor y gratitud.

Por lo que, ¿podríamos decir que este es el verdadero origen de la abogacía? este se podría remontar hasta el año 1739 a.c..

Oficialidad de la profesión

No fue hasta la época romana cuando el acto de abogar pasó a convertirse en una profesión oficial, aunque todavía bastante lejos de lo que conocemos como abogacía actualmente.

En esta época los abogados eran elegidos por los pretores a raíz de su buena capacidad para la oratoria.  Poco a poco fue aumentando la demanda de los mismos, por lo que se empezó a exigir ciertos estudios para el desempeño de la abogacía. 

También en esta época nacieron los conocidos abogados de oficio, para ello debían inscribirse en un registro, el cual era bastante limitado, y se diferenciaban vistiendo una toga blanca.

Otro aspecto curioso a destacar, es que ya tenían implementadas ciertas normas y reglas básicas que a día de hoy todavía se mantienen.

La abogacía en España

No fue hasta el siglo XIII d.C. que se promulgó el libro “Las sietes partidas” o “Libro de leyes” cuya finalidad era legislativa,  para tomarlo como fundamento a la hora de juzgar.

Ya en ese entonces, los abogados debían matricularse para ejercer la abogacía y también debían guardar el secreto profesional. Otro aspecto importante que debían cumplir si no querían ser sancionados, era mantener el respeto entre juez y letrado.

A partir del siglo XIX, fue cuando se convirtió en una profesión liberalizada, y se exigían unos estudios específicos junto a una experiencia profesional.

¿Necesitas que te echemos una mano? Estamos ubicados en el centro de Granada, en la Calle Párraga 22, 5º. Si lo deseas, puedes visitar nuestra sección de contacto, o llamarnos al 958 265 600 y seguro que podremos ayudarte, sea cual sea tu objetivo. 

En la buena dirección. Te indicamos el camino. Somos Ártico. Pasa y ponte cómodo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *